La creatividad está en tu alta sensibilidad

Imagen por:   Marcelo Matarazzo

Imagen por: Marcelo Matarazzo

Creatividad Altamente Sensible

El acto creativo nace de la capacidad que todos tenemos de poner nuestra imaginación en acción para unir pensamientos, sensaciones y emociones con el fin de generar soluciones únicas, producto de nuestra experiencia de vida y la forma en la que percibimos el mundo.

De acuerdo con la doctora en psicología Elaine Aron, lo que hace que por definición todas las personas altamente sensibles sean creativas es la capacidad potencial que tienen de captar y combinar mayores sutilezas del entorno; al procesar todo el contenido sensorial y emocional de una manera  más profunda, generan tiempo y espacio para producir más conexiones e ideas inusuales.

El problema, según Aron, es que muchos PAS han aplastado su creatividad debido a su baja autoestima. Otros se han encargado de aplastar la creatividad de los PAS antes de que ellos mismos se dieran cuenta de su gran capacidad creativa.

Es decir, para que la creatividad pueda ser expresada la persona tiene que sentir confianza en sí misma. La creatividad y la necesidad de expresión nacen en la infancia. Todos los niños son capaces de poner su imaginación a trabajar para expresar a través de su arte sus creaciones. Cuando los maestros, padres o personas responsables de ese niño generan críticas destructivas, la confianza en sí mismo se desvanece y en el caso de las personas altamente sensibles, como sienten todo con mayor profundidad, bloquean rápidamente su capacidad creativa.

La mayoría de las personas piensan que ser creativo es cuestión de genios o que la creatividad es algo mágico que sólo algunos artistas o científicos pueden lograr porque tienen talento.

La creatividad no es talento. Tanto la creatividad como la expresión artística son capacidades. El talento es la habilidad que se desarrolla a través de la práctica de cualquier actividad. Hay  personas que muestran una mayor destreza desde temprana edad y otros que lo logran a lo largo de su vida, pero si no se practica el talento se pierde.


La capacidad creativa es la habilidad para usar nuestra imaginación y poder generar nuevas ideas o soluciones. Estas ideas no nacen de la nada; emergen del proceso creativo producto de: la observación, la incubación, la inspiración y la verificación del resultado final de la idea que tiene como fin aportar valor a la persona que la crea y a la sociedad.

Al igual que mucha gente, yo pensaba que no era creativa; primero porque estaba confundida entre conceptos y segundo porque algunos maestros se encargaron de destruir mi autoestima en la infancia. Lo maravilloso de ser adulto, de trabajar en el autoconocimiento y de explorar los rasgos que conforman tu personalidad; es darte cuenta que puedes sanar y fortalecer tu autoestima poniendo a trabajar tanto tu habilidad creativa, como tu habilidad artística para desarrollar no uno, sino muchos talentos.


💫 Encuentra los #Exploratips para descubrir y ejercitar tu capacidad altamente creativa en los próximos posts.