Cómo sentir tu capacidad creatividad

frase David Kelley .png

Mindfulness Creativo


Para sentir tu creatividad primero tienes que confiar en tu capacidad para crear.  Así de simple. No importa si trabajas como: escritora, administradora, doctora, mesera, si eres estudiante de cualquier carrera técnica, profesional o si eres madre. Si tú quieres puedes ser más creativa.

La creatividad se aprende al igual que se aprende a leer”
— Sir. Ken Robinson

Lo primero que tienes que hacer para desarrollar tu creatividad es creer en tu capacidad innata. Ésa que tienes dormida o bloqueada desde que comenzaste la primaria; cuando aprendiste a juzgarte y a darle importancia a las opiniones de otros sobre el resultado final de tus dibujos o intentos de rayas para crear las letras y los números de tus páginas. Lo segundo, es entender que aunque la creatividad y la expresión artística están muy relacionadas, la capacidad creativa es independiente a la capacidad artística.  La autoeficacia es la confianza en la propia capacidad para lograr los resultados pretendidos. Si en la infancia te diste cuenta  de que te costaban las matemáticas tu percepción sobre tu eficacia será menor en situaciones en las que tienes que resolver fórmulas o hacer cálculos.

Científicamente se ha podido comprobar que la confianza en uno mismo puede cambiar nuestra percepción sobre lo que nos creíamos incapaces de lograr.  Si crees que puedes hacer algo lo más probable es que lo logres. Hay cosas que quizás nos cuestan más, nos dan miedo, o simplemente no nos interesan y eso es lo que nos hace pensar que no podemos para no admitir que no queremos intentarlo. Si  crees que en tu trabajo o profesión no se puede utilizar la creatividad,  ya has decidido colocar la primera barrera para bloquear tu pensamiento creativo. El mito prevalece porque así lo crees.

A mí nunca me ha gustado el dicho: “ Fíngelo hasta que lo consigas” (fake it until you make it) prefiero cambiarlo por “cree en ti hasta que lo puedas crear”. Yo pensaba que la creatividad era un poder mágico que sólo algunas personas talentosas tenían. Todo cambió cuando empecé a creer en mí y comencé a explorar mi proceso creativo y el de otras personas que se atrevieron a creer en sí mismas para desarrollar sus hobbies, hacer grandes proyectos o empresas. El problema no es que hayamos perdido nuestra capacidad de pensar creativamente, sino que hemos perdido nuestra creencia en nosotros mismos y en la capacidad para aprender, adaptarnos y crecer.

💫 ¡Haz la prueba! Si te gusta escribir puedes comenzar diciéndote a ti misma que tú sabes escribir y para demostrártelo vas a escribir cinco minutos todos los días en tu cuaderno o computadora; escribe la primera línea, al día siguiente la segunda y así sucesivamente. Si crees que puedes escribir un libro, de repente te abres a la posibilidad de que logres escribir unas pocas palabras al día, algunos capítulos a la semana, hasta que después de unos meses te veas con tu primer borrador. Estoy segura que después de un año de esfuerzo, constancia y perseverancia, terminarás creyendo en tu capacidad creativa.