Cómo sincronizar el ciclo menstrual con el proceso creativo - Parte II

Fase ovulación Incubación.png

Creatividad Altamente Sensible

Semana 2: fase ovulatoria/ luna llena/ verano/ proceso de incubación

Pertenece a la segunda etapa de la teoría del proceso creativo: la incubación. Durante esta semana el  estrógeno y la testosterona continúan subiendo hasta llegar a su pico más alto para hacernos sentir poderosas en cualquier área de nuestra vida.

En esta segunda fase la mente y el cuerpo irradian con energía creativa; nuestra fuerza muscular es mayor y la velocidad cerebral nos permite hacer mayores conexiones; somos elocuentes con nuestras palabras y la memoria goza de una mayor capacidad de retención de ideas. Sin embargo, la alta sensibilidad al estrógeno puede ocasionar que nos sintamos irritables si no dormimos el tiempo mínimo requerido para cada una, nos alimentamos con comida chatarra, estamos enfermas o cualquier otro factor que pueda alterar la energía durante esta fase del ciclo.  Si todo va bien, son días excelentes para:

Semana 2 - Exploratips para sincronizar tu vida con tu ciclo menstrual


🌟Socializar. Aprovecha la energía que te otorgan tus hormonas para salir a divertirte con gente y hablar de otros temas mientras la información obtenida en la fase de preparación se va digiriendo en el inconsciente. Es en el marco de las conversaciones aparentemente irrelevantes cuando otras ideas entran en tu subconsciente para hacer las conexiones necesarias que se necesitan en la tercera etapa del proceso creativo: la iluminación.

🌟Trabajar en varios proyectos a la vez. Si no puedes salir a hablar con otras personas o simplemente eres introvertida, aprovecha este momento para crear bloques de tareas y cambiar de un proyecto a otro. Eso sí, no olvides establecer una pausa creativa para fijar la transición necesaria y comenzar el proceso de incubación entre un proyecto a otro. Así como el cuerpo necesita cuatro horas para digerir la comida tu mente necesita un espacio mínimo de cinco minutos para comenzar el proceso.

🌟Utilizar tu voz: gracias al estrógeno la voz se vuelve más seductora y nuestras habilidades verbales son excelentes. Es el momento ideal para: hacer una presentación en público, salir a vender una idea o producto, persuadir a un posible inversor, tener una cita romántica, presentar una propuesta laboral, hacer una entrevista y grabar un podcast o un video.

🌟Tomarte selfies. Así como tu voz se vuelve seductora, los rasgos de tu cara:  la nariz, los labios y las orejas, se vuelven más simétricos. Aprovecha la oportunidad para utilizar tu creatividad utilizando diferentes outfits y maquillaje natural para crear las fotos del perfil de tus redes sociales o página web.

🌟Explorar tu sensualidad femenina. En la segunda fase del ciclo el estrógeno y la testosterona incrementa tu libido. Aprovecha para salir a un evento, socializar o tener relaciones íntimas con tu pareja mientras gozas de orgasmos mentales.

🌟Entrenar el músculo de la capacidad creativa.  En esta segunda fase la permeabilidad de tu mente es infinita y el poder de ejecución de la corteza prefrontal también. Es el momento ideal para: escribir un discurso, competir en un debate, aprender un procedimiento complejo, diseñar tu sitio web, hacer tu plan de negocios o estudiar para un examen.

🌟Atreverte a negociar. Si sientes que es hora de pedir un aumento o promoción laboral en tu trabajo, aprovecha la fase de la ovulación para conversar con tu jefe y llegar a un acuerdo. Tu agilidad mental y elocuencia te permiten ser más persuasiva durante esta semana del ciclo.

🌟Experimentar nuevos sabores. El estrógeno hace que tus papilas gustativas sean más sensibles al sabor, lo que te ayuda a detectar y apreciar las sutilezas de todos los sabores con mayor intensidad.

🌟 Ir al médico. El alto nivel de estrógeno provoca una mayor producción de endorfinas para enmascarar el dolor en el cerebro, lo que significa que las actividades incómodas como: acudir al dentista, ir al ginecólogo para hacerte la citología o recibir una vacuna contra la gripe, te dolerán mucho menos durante esta segunda etapa. Pide tu cita y deja tus ideas incubar mientras eres valiente para realizarte exámenes médicos dolorosos.

🌟Tirar o regalar lo que ya no te produzca felicidad. No hay mejor momento que tu segunda semana del ciclo para: donar, reciclar o regalar ropa, instrumentos y otros artículos a viejos amigos. El alto estrógeno te hace menos sentimental en comparación con otras semanas del ciclo, por lo que es más fácil aprender a vivir con menos.

Como puedes observar, la segunda semana es ideal para sentir todo el poder de tu fuerza creativa. Sin embargo, algunas mujeres pueden ser altamente sensibles al estrógeno por lo que se puede experimentar un alto nivel de estrés, preocupación o hasta ansiedad por querer abarcarlo todo durante este período de tiempo. Es muy importante aprender a tomar pausas  para: respirar, meditar, hacer yoga, caminar despacio, escuchar música binaural y tomar infusiones de té o hacer cualquier otra actividad que te relaje; de esta manera podrás reducir el efecto sobrestimulante que produce el estrógeno.