Cómo sincronizar el ciclo menstrual con el proceso creativo - Parte IV

Fase Isquémica Verificación.png

Creatividad Altamente Sensible

Semana 4: fase isquémica /luna nueva/invierno/ proceso de verificación

La cuarta semana está vinculada con la última etapa de la teoría del proceso creativo: la verificación y corresponde con los últimos seis días de la semana premenstrual. En esta última fase el estrógeno y la progesterona caen en picada. Son días excelentes para:

Semana 4 - Exploratips para sincronizar tu vida con tu ciclo menstrual

🌟 Expresarte a través de tu arte. La pérdida de estrógeno nos hace sentir más emocionales porque los niveles de serotonina disminuyen en nuestro cerebro. En vez de caer por un agujero negro de depresión, ansiedad y autocrítica, es el momento perfecto para canalizar tus emociones y conectar con tu intensidad  realizando algún hobby o proyecto artístico de tu agrado. Aprovecha para expresarte libremente a través de actividades como: bailar, hacer journaling o manualidades, dibujar doodles, pintar, etc.  

🌟Terminar las tareas pendientes. Gracias a la disminución de los niveles de progesterona y al descanso que realizamos durante la fase lútea, volvemos a tener un poco más de energía, no como en la fase de ovulación, pero sí más que la semana anterior; para verificar los proyectos y las tareas pendientes, editarlas y entregarlas.

🌟 Invitar al humor a nuestra vida. Es el momento de ver películas cómicas, contar chistes, ir a prácticas de risoterapia, ver videos graciosos, escuchar música divertida, o hacer cualquier tipo de actividad que te ayude a reír para estimular la producción de serotonina y reducir la irritabilidad que se siente por la caída del estrógeno y la progesterona.

🌟Establecer sanos límites. Aprender a trabajar con tu ciclo menstrual te permite entender que hay momentos donde tienes menos paciencia que otros. La única manera de poder manejar tus emociones es aprender a poner sanos límites a través de una clara comunicación. Si no quieres hacer algo sólo tienes que decir que no. No tienes que excusarte ni pedir perdón. Primero cuida de ti para que luego puedas ayudar a los demás. No te preocupes si hoy le dices que no a algo; la vida te presentará otras oportunidades y si no lo hace es porque no era para ti. Primero tu salud mental y física. Además, se ha comprobado que reducir el estrés disminuye los síntomas premenstruales.

🌟 Disfrutar del placer. Cuanto más te acerques a tu período, mayor será tu libido. Aprovecha este impulso sexual para estimular tu creatividad mental con una novela erótica; o física, en un juego de seducción con tu pareja.

🌟Tratarte como una reina. Esta es la semana ideal para consentirte. Aprovecha para ir a la peluquería, un spa, ir a caminar al bosque o realizar actividades que te hagan sentir bien. Se ha comprobado que durante la semana premenstrual las pequeñas indulgencias elevan temporalmente los niveles de serotonina, ayudándote a aceptar el momento sin juzgarte.

🌟Ser amable y compasiva contigo misma. En la etapa de la verificación estamos listos para entregarle nuestras ideas al mundo, Sin embargo, es cuando somos más duras con nosotras mismas y pensamos que lo que hacemos no es bueno. La menstruación sirve para limpiar las toxinas de nuestra mente y cuerpo de manera que podamos comenzar un nuevo proceso eliminando los pensamientos y sentimientos que nos hacen daño para comenzar un nuevo proceso de creación.

Al igual que el ciclo menstrual el proceso creativo se retroalimenta de cada fase y siempre está en constante movimiento. Hay momentos en los que nos sentimos súper  y otros donde pensamos que nada sirve. Nuestra percepción cambia porque el cuerpo cambia. Cuando una idea parece terminar comienza un nuevo ciclo de creación y de autoconocimiento.

Espero que esta información te ayude a vivir una vida creativa en sintonía con los ritmos de tu cuerpo. Si tienes alguna pregunta o duda, escríbeme un e-mail o déjala en los comentarios a través de las redes sociales de Explorando Ideas para que todas podamos aportar nuestros conocimientos a través de nuestra propia experiencia.