Los efectos del mindfulness en el proceso creativo

Mindfulness Creativo.png

Mindfulness Creativo

Recuerdo que la primera vez que se me ocurrió intentar meditar en clase de Yoga ¡me iba a dar algo! Eso de sentarme en pose de Yogi, cerrar los ojos y aquietar mi mente por cinco minutos como mínimo; en vez de relajarme lo que hacía era estresarme. Hasta que un día decidí probar con el famoso “mindfulness” y me di cuenta de que más que sentarme en pose de Yogi y poner la mente en blanco, se trata de estar presente, plenamente consciente, de tu respiración o del ambiente que te rodea. No importa si los pensamientos vienen a tu mente; lo ideal es aprender a observarlos y volver al punto de enfoque de forma sutil; sin necesidad de lacerarse. ¡Además! No es necesario cerrar los ojos, porque también se puede hacer leyendo, mientras  caminas enfocándote en el movimiento de tu cuerpo y la experiencia a través de cada uno de los sentidos por separado o realizando alguna actividad como: escribir, pintar, lavar los platos, ducharte, nadar, etc. ¡Me encantó!

Después de más de dos años seguidos practicando mindfulness máximo diez minutos al día con los ojos cerrados, caminando o estando presente en una sola actividad (monotasking), me he dado cuenta de que cuando practicas mindfulness no sólo te haces plenamente consciente de tu potencial creativo y artístico, si no también; en el campo de la neurociencia se ha demostrado que el mindfulness fortalece los circuitos neuronales que se activan en tu cuerpo en cada  una de las fases del proceso creativo.

Las cuatro etapas del proceso creativo son: preparación, incubación, iluminación y verificación. En las etapas de preparación y verificación utilizamos el pensamiento convergente (lógico)  para observar, capturar, analizar y editar las ideas. Y en las etapas de incubación e iluminación necesitamos relajarnos para silenciar el pensamiento lógico y darle rienda suelta al pensamiento divergente (creativo), dejar la imaginación volar y permitir que el cerebro haga las conexiones necesarias que nos llevaran al estado ¡Eureka!

La práctica de la atención plena es la clave de este equilibrio pues fomenta el pensamiento divergente (creativo) y convergente (lógico). Al practicar mindfulness fortaleces tanto las funciones ejecutivas realizadas  por la corteza prefrontal como la Red Neuronal por Defecto (RND) que activa la capacidad de divagar y soñar despiertos.

Exploratips para comenzar a practicar mindfulness Creativo

🌟Antes de realizar cualquier acto creativo (escribir, pintar, cocinar, resolver una ecuación, estudiar, leer, bailar, etc) coloca una alarma por cinco (5) minutos y cierra los ojos.

🌟Con los ojos cerrados respira profundo.  Realiza una inhalación profunda contando hasta tres (3),  retén el aire por dos (2) segundos y exhala contando hasta tres (3).

🌟En cada inhalación visualiza que nutres tu ser con un haz de luz y en cada exhalación libérate de las preocupaciones y/o miedos que puedas sentir en ese momento.

🌟Cuando las ideas comiencen a surgir en forma de pensamiento sólo observarlas con curiosidad, sin juicio ni resistencia. ¡Ojo! Es importante que sólo las observes y que te vuelvas a enfocar en tu respiración. Confía en que las buenas ideas regresarán a tu mente en el momento que deseas explorarlas.

🌟Al terminar la práctica, establece la intención de anotar en tu journal la experiencia. Tu mente estará lo suficientemente relajada. Deja que las palabras y los símbolos fluyan en el papel. No es el momento de editarlas; solo escribe y/o dibuja todo lo que pase por tu mente.

💫 También puedes realizar este mismo ejercicio caminando en la naturaleza, solo que en vez de cerrar los ojos, vas a respirar normal enfocando la atención en cada paso que das y sintonizando los sentidos uno por uno. Observa lo que ves, sientes, hueles, escuchas y explora los sabores de tu paladar.

Espero que este pequeño ejercicio te sirva para empezar si aún no tienes una práctica. Lo importante es que antes de ponerte a crear establezcas el hábito de practicar mindfulness así sea por cinco minutos al día para que puedas fortalecer tu pensamiento creativo y seas capaz de observar todo tu potencial.

Si lo deseas, puedes compartir tu experiencia a través de las redes sociales de Explorando Ideas o enviármela por un e-mail.

Un abrazo,

Ili.


¿Cómo capturar grandes ideas?

conéctate a la vida real.png

Mindfulness Creativo

Las ideas de per se son etéreas. Al igual que tú, ellas necesitan tiempo para gestarse, crecer, madurar y morir.  Si te dedicas a explorarlas podrás observar la fuerza y el potencial que tienen para manifestarlas en el mundo tangible.

Exploratips para capturar y dejar las ideas madurar

🌟Práctica Mindfulness (atención plena). Conviértete en un simple observador de tus ideas mientras meditas con los ojos cerrados o; caminas, escribes, te duchas, etc. No juzgues. Permite que las ideas afloren y sólo contémplalas para que puedas comenzar a reconocer su potencial.

🌟Conéctate a la vida real. En el reporte 2018 realizado por la compañía Wetransfer sobre la generación de ideas, se concluyó que las personas creativas tienden a tener sus mejores insights, observando y conversando con otras personas, viajando en cualquier medio de transporte, caminando en la naturaleza, haciendo ejercicio, visitando exposiciones de arte, leyendo libros y revistas de papel. De la vida en Internet también se obtiene inspiración sólo que no tanto como en el mundo offline.

🌟Registra tus ideas en un cuaderno con índice. Nuestra memoria no retiene todas esas grandes ideas que se nos ocurren en momentos random; es por esta razón que es muy importante tener tu Bullet Journal o una Moleskine de viaje para poder registrarlas y dejarlas madurar. A mí el Bullet Journal me cambió la vida por una simple razón: ¡el índice! No importa qué tipo de cuaderno utilices siempre y cuando enumeres las páginas y crees un índice al principio de la libreta donde puedas ubicar cada una de esas ideas con mayor facilidad. De esta manera, podrás observarlas y evaluar su potencial desde esa página maravillosa que a alguien muy brillante se le ocurrió crear para aprender a organizarnos.

🌟Utiliza aplicaciones digitales para dejar que tus ideas crezcan de forma orgánica. Una técnica que yo suelo utilizar para ver mis ideas madurar mientras va creciendo mi interés por las mismas, es curar todo tipo de contenido (textos, audios, videos, frases, imágenes, canciones, etc)  relacionado con una idea o tópico en particular (ejemplo: Creatividad Altamente Sensible) en una categoría dentro de la aplicación de notas digitales del teléfono (Notas de IOS) que se sincroniza con la computadora y la tablet; o con herramientas tipo: Evernote, Instapaper, Google keep, Notion y Milanote.  Entre más información tenga esa categoría, observo como mi idea va creciendo de manera natural y cuando tengo la información suficiente; escribo un post, produzco un podcast o la convierto en un nuevo proyecto.

🌟Go retro. También puedes observar como se desarrollan tus ideas curando en una caja física, toda la información relacionada al tópico que quieres explorar.  Ejemplo: en una caja de zapatos puedes colocar una etiqueta con el nombre del proyecto “Pausa Creativa”  y guardar en ella, recortes con: imágenes, frases, notas y objetos relacionados con el tema.

Es divertido jugar con las ideas debido a su flexibilidad y potencial. Una vez que decides colocar tu idea en un lugar específico y adjuntar todas las conexiones que pasan por tu mente relacionadas a esa idea, podrás observar como la misma comienza a madurar. A medida que le crezcan patas, más valor tendrán para ti y más ideas se te ocurrirán para trabajar con ellas.

Y tú ¿cómo dejas tus ideas madurar?


El poder de las Ideas

Imagen   Daoudi Aissa

Mindfulness Creativo

Cuando leí esa frase sentí como Elizabeth Gilbert verbalizó lo que siempre he pensado sobre las ideas. Todo lo que vemos en este mundo está vivo porque cada objeto que observamos nació de una idea que alguien se atrevió a dar a luz.

Nos solemos preguntar ¿de dónde venimos?, pero yo siempre me he preguntado: ¿De dónde vienen las cosas?, ¿quién las hizo?, ¿cuál es su historia?. En qué estaba soñando esa persona cuando decidió darle forma, energía y vibración a esa idea que se convirtió en la silla donde te sientas cada día, en el dispositivo dónde me estás leyendo, etc.

Como las nubes en el cielo; miles de ideas cruzan nuestra mente a diario para irse, quedarse, brillar u oscurecer el día. Son tantas las ideas que se nos ocurren que es muy difícil darnos cuenta de su valor en un determinado momento o determinar cuáles hay que desechar porque no son positivas para nuestra vida. La única forma que tenemos para podernos percatar del valor de una o varias ideas, es aprendiéndolas a explorar, prestando atención a nuestro pensamiento creativo. ¿Cómo? Being mindfulness; es decir estando plenamente atentos y conscientes del pensamiento y su emoción.

Una idea tiene valor cuando alguien se atreve a utilizar su creatividad para traer al mundo el producto que nació de la conexión de varias ideas que se gestaron en su imaginación; como puede ser por medio de la comunicación verbal, a través de un escrito, una obra de arte, una comida, un objeto o un servicio. ¡Oh yeah! ¡Creatividad en su máxima expresión!

💫 Y tú ¿cómo le das vida a tus ideas?


La Pausa - Una de las mejores técnicas creativas

Frase por: Lajos Székely

Frase por: Lajos Székely

Creatividad Altamente Sensible

Una de mis técnicas de creatividad favoritas para desbloquear la mente y dejar que las ideas fluyan es muy simple; consiste en: trabajar, parar y moverme, trabajar, parar y moverme... y así sucesivamente.

Cuando estamos enfocados en un actividad nos quedamos atrapados en nuestros pensamientos. Al cambiar de enfoque y dejar que la mente divague el cerebro no duerme. Al contrario, entra en un estado de ensimismamiento y dentro de él se enciende la red neuronal por defecto (RND) conocida en inglés como the default mode network; un conjunto de neuronas que se activan cuando entramos en modo reposo y que se apagan cuando salimos de ese estado de ensoñación y volvemos a enfocarnos en el mundo exterior para ejecutar alguna tarea que requiera de nuestra atención.

A estos momentos de aparente “relajación” donde la mente entra en un estado meditativo o de ensoñación y empieza a generar ideas, se le conoce como la técnica de la Pausa Creativa. Un método que el psicólogo Edward de Bono nos invita a recrear para cambiar de actividad y dejar que las ideas fluyan de forma natural.

Exploratips para hacer pausas creativas

🌟Utiliza la técnica del Pomodoro que mejor se ajuste a tu ritmo. Este método consiste en programar un temporizador o alarma para dividir el tiempo en períodos de veinticinco minutos de actividad, seguidos de cinco minutos de descanso. En mi caso yo programo mi temporizador por cuarenta y cinco minutos y hago un descanso de quince minutos. Así llevo la cuenta de mi tiempo y le doy espacio a mi mente, mientras hago alguna actividad física.

🌟Cambia de escenario. En el tiempo de descanso aprovecha para ir a tomar agua, té o café, lavar la vasija o mejor aún, hacer actividades al ¡aire libre! Sal a dar un paseo para estirar el cuerpo y despejar la mente y si tienes tiempo de correr en la naturaleza mucho mejor.

🌟¡Dúchate! No hay mejor lugar para refrescar la mente. Al escuchar el agua correr y las gotas caer las ondas Alphas se activan como si estuvieras experimentando un concierto en vivo de música binaural; sin necesidad de usar auriculares.

🌟Lee el artículo: descubre cómo soñar despierta la creatividad y aumenta la productividad. En este post he dejado otros Exploratips para aprender a hacer pausas creativas.

💫Existen muchas otras técnicas para hacer pausas creativas que iré compartiendo en los Exploratips más adelante. Mientras cuéntanos ¿y tú, qué haces para dejar las ideas emerger?