El placer de la creatividad

Imagen por:   Patrick Malleret

Imagen por: Patrick Malleret

Mindfulness Creativo

Desde niños estamos acostumbrados a que se nos diga cómo deben ser las cosas; a seguir indicaciones, etc. Queremos ser adultos para ser libres pero cuando se nos da esa libertad  para hacerlo ¡TA -DA! Aparece de la nada el famoso trol llamado bloqueo creativo y junto a él lo acompaña el síndrome de la hoja en blanco; el lápiz golpeando la mesa, la mano en la boca comiéndose las uñas, los movimientos de lado y lado en la silla; la necesidad de investigar (procrastinar)  en Internet o de buscar algo para inspirarnos; ustedes me entiende.

Los bloqueos creativos pueden suceder en cualquier momento, sin importar la edad o la profesión que tengamos y por una serie de razones: rechazo a las formas de expresión libre que manifestamos en la infancia: dibujo, pintura, escritura, lectura en voz alta, canto, danza, en la práctica de algún deporte, etc; por un desgaste de energía al terminar de realizar algún proyecto creativo; por la pérdida de un ser querido; por la necesidad constante de ser perfeccionistas; por los burnouts, la depresión, la ansiedad y el estrés crónico; la falta de apoyo financiero; la baja autoestima; la dependencia a sustancias para trabajar (cafeína, cigarrillos, pastillas, porros, azúcar, entre otros) y por la falta de recreación

Uno de los beneficios de ser niños es que durante esa época jugamos por placer pero luego crecemos y esa actividad que tanto nos gustaba hacer se convierte en competencia o simplemente deja de existir. Cuando una actividad se hace para ganar, competir, avanzar o lograr una meta deja de ser un juego y se convierte en un trabajo. Puede ser satisfactorio pero no es placentero y para uno poder sentirse satisfecho con la vida que se tiene es necesario realizar trabajos que nos gusten y actividades (hobbies o pasatiempos) que nos permitan sentir en un sólo combo: placer, relajación y vitalidad.

La palabra recreación deriva del latín: recreatio y significa “restaurar y refrescar a la persona.” 

La recreación (o el deep play) es cualquier actividad que te absorbe mental, física y espiritualmente y que te permite entrar en estado de flow mientras aprendes a desarrollar nuevas habilidades y a potenciar las que ya tienes. Esa actividad que tanto te gusta hacer por placer produce un regocijo profundo que te conecta con tu niño interno para liberarlo y ayudarlo a sanar los bloqueos que se generaron en la infancia. Además te ayuda a fortalecer tu capacidad de atención plena.

Jugar por placer te permite respirar, crear un espacio para divagar y dejar la imaginación volar, ver los problemas desde otra perspectiva y desarrollar la perspicacia.

Para el político, escritor y estadista del Reino Unido Winston Churchill, esa actividad era pintar paisajes con pinturas al óleo. En su libro “Painting as a pastime” explica que pintar era la actividad que lo ayudaba a despejar su mente mientras se sentía absorto por el calidoscopio de colores con los que jugaba para producir sus pinturas. De hecho, el placer más grande estaba en observar los colores mientras apretaba el tubo de pintura para verlos salir. ¡Uf! ¡Qué delicia! ;)

Pintar es una de las miles de actividades que podemos hacer para recrearnos, todo depende de lo que le guste a cada quien.  Algunos de mis pasatiempos favoritos son; hacer journaling, scrapbooking, Yoga, deambular, forest bathing, tocar el ukelele, viajar, leer y  escribir.

💫 Y tú ¿cómo juegas por puro placer? Te invito a escribirme o a dejar un comentario a través de las redes sociales de Explorando Ideas para compartirlo con el resto de la comunidad. ;)


Exploratips para practicar el arte de deambular

Conciencia plena.png

Mindfulness Creativo

¿Cada cuánto tiempo sales a caminar sin rumbo fijo? Por lo general, durante el día vamos de un punto A a un punto B y somos muchos los que no concebimos el mundo sin Google Maps.

El proceso creativo necesita de estructura (restricción) y de libertad (espacio). El arte de deambular nos invita a romper con las rutas predeterminadas para explorar nuevos caminos sin rumbo fijo. No se trata de dejar de planificar, ni de no tener una rutina. Al contrario, la práctica de este arte consiste en incorporar la espontaneidad dentro de la agenda diaria. De establecer un tiempo durante el día para meditar en movimiento mientras se camina, para luego, volver a la rutina del día.

El arte de deambular tiene el efecto de alterar nuestro estado de conciencia.
— Keri Smith

Cuando nos permitimos deambular creamos el espacio para que se produzcan serendipias: descubrimientos o hallazgos valiosos e inesperados que ocurren por casualidad (casi que por arte de magia) cuando se está buscando una cosa distinta. Este tipo de hallazgos producen asombro; un sentimiento que despierta el interés por las cosas más simples y complejas que existen en el entorno, haciéndonos sentir vivos y en sincronía con el universo.

En el libro La Sociedad Errante, la autora Keri Smith nos invita a seguir un tipo de manifiesto que ha creado para ayudarnos en nuestras exploraciones. Sin embargo, cada quien es libre de experimentar y compartir nuevos métodos. La forma más común para practicar el arte de deambular es caminando pero también se puede hacer de otras maneras.

Exploratips para practicar el arte de deambular: manifiesto y otras ideas.


🌟 Crea el hábito de deambular todos los días. Reserva un tiempo y espacio dentro de tu agenda para salir a dar una vuelta sin rumbo fijo. Se recomienda un mínimo de 30 minutos al día y de ser preferible que sea en un ambiente natural: parque, montaña, playa, etc.

🌟Elige cualquier lugar y deja que tu instinto o el fluir de una hoja, guíe la dirección de tu camino.  

🌟Utiliza el teléfono celular sólo para documentar tus hallazgos. Registra videos, fotos, textos audios y luego; cuando termines de explorar, si lo deseas compártelo a través de las historias de tus redes sociales.

🌟 Abre el Google Maps, cierra los ojos y apunta con tu dedo un lugar; sal a explorarlo. O bien, dile a un amigo que te recomiende un lugar y ve a descubrirlo. 

🌟Práctica Mindfulness para activar tus antenitas de vinil. Despierta tus sentidos mientras caminas en movimiento y haces respiraciones profundas. 

🌟Recoge cualquier material que te produzca curiosidad y colecciónalo: una hoja, una piedra, un papel, una frase; etc. Tu colección debe estar formada por cosas que encuentras de manera aleatoria y que te inspiran; no de cosas que compras en una tienda.

🌟Pregúntate ¿qué puedo descubrir hoy?

🌟Cuestiona todo lo que crees que sabes de la vida hasta ahora. 

🌟Viaja a través de la literatura y la ciencia ficción.

🌟Escribe corrientes de conciencia. Deja fluir las palabras.

🌟Sueña despierto. El soñar despiertos mientras deambulamos nos permite que la creatividad emerge entre los pensamientos conscientes e inconscientes.

🌟Mira directamente a los ojos de una persona mientras respiras profundo. Siente la conexión. 

🌟Escucha música a través de tu imaginación y conviértete en el director de tu propio videoclip.

🌟 Despierta el sentido del tacto. Juega y experimenta con: arcilla, cremas aceites, pinturas y tierra.

🌟Conviértete en el detective de los colores. Cada día, decide qué color te gustaría encontrar y búscalo mientras sales a deambular.

🌟 Crea una lista y pídele deseos al universo. Revísala cada cierto tiempo; verás como el universo te sorprende.

🌟Viaja lento dentro de tu propia ciudad y piérdete en las calles hasta que encuentres cualquier salida. 

🌟Cuando deambules presta atención a la sensación en tus pies; si tu mente se pone a pensar en otra cosa, observa los pensamientos y vuelve a enfocarte en cada uno de tus  pasos.

La práctica diaria del arte de deambular desarrolla nuestra sensibilidad para cuidar el planeta ya que aprendemos a convivir con la naturaleza, a desconectarnos de la vida digital y a utilizar la tecnología para hacer investigaciones puntuales mientras disfrutamos de la vida real; aquella que sólo ocurre a través de la experiencia de la expansión de los cinco sentidos. 

💫Y a ustedes ¿qué otras ideas se les ocurren para practicar el arte de deambular?

💫 Te invito a escribirme o a dejar un comentario a través de las redes sociales de Explorando Ideas para compartirlo con el resto de la comunidad. ;)






El Yin y el Yang de la creatividad

DESCANSO RECONSTRUCTIVO.png

Mindfulness Creativo

La mayoría de las personas se quejan de trabajar demasiado ( les guste o no su trabajo) pero no hacen el esfuerzo de cambiar esa situación; y ¿cómo lo van a hacer? Si muchas culturas han glorificado las horas extras como sinónimo de alto rendimiento laboral porque en teoría entre más se trabaja más dinero se hace (lo que no es cierto para muchas personas). 

El hecho es que aunque queramos o no, siempre estamos conectados al trabajo; a través de nuestros dispositivos móviles, revisando los correos electrónicos o redes sociales; con nuestras conversaciones (sales del trabajo para y que desconectarte y no paras de hablar de tu situación laboral durante horas con tu familia o con tus amigos) y por supuesto, en las historias que creamos dentro de la burbuja de los pensamientos donde nos quedamos por un largo tiempo rumiando sobre el trabajo. Desde que los niños van a la escuela entre más tareas y actividades extraescolares tengan mejor. De adultos, muchas personas trabajan de más porque son adictos al trabajo o porque creen que en la empresa los van a valorar más cuando no se están valorando así mismos. 

El trabajo de las ocho horas es una utopía; estudios han demostrado que el tiempo máximo de rendimiento inteligente es de cuatro a seis horas al día. Obviamente se puede trabajar más, pero no es beneficioso a largo plazo para la salud física y mental. Vivimos en un mundo que por mucho tiempo a venerado el trabajar de más y el resultado es el burnout (agotamiento laboral y/o de estudios). Los sistemas de salud pública no les importa la medicina preventiva, sólo les importa que llegues “quemado” con un cáncer, o no sé qué otra enfermedad, para darte de baja; pero antes te dejan sin ahorros porque los tratamientos son caros y tú “quizás” ya tienes el dinero para pagarlos porque para eso has trabajado mucho, ¿cierto? Es una situación alarmante pero lo bueno, porque siempre todo se puede ver desde otro ángulo, es que cada vez somos más las personas que estamos recapacitando y cambiando esta forma de explotación laboral a través de prácticas de cuidado propio para sanar de la adicción a la productividad laboral.

Y es que la clave para ser más productivos se encuentra en el balance entre el trabajo y el descanso. En su libro REST: Why you get more done when you do less  (Descansa: Porqué haces más cuando haces menos), el doctor y escritor Alex Soojung-kim Pang, explica cómo el descanso juega un papel fundamental en la vida de las personas altamente creativas. Apoyándose en estudios realizados por la neurociencia, la psicología y en los rituales creativos de personas famosas en la historia, el Dr. Pang demuestra como dormir bien durante la noche, soñar despiertos durante el día, hacer ejercicio con frecuencia, tomar siestas al mediodía, e irse de vacaciones con regularidad, nutre la creatividad y te permite llevar una mejor calidad de vida en cuanto a productividad y bienestar general se refiere. 

De todas estas actividades lo que más me llamó la atención fue el tema de las vacaciones. 

La mayoría de la gente piensa que irse de vacaciones es sinónimo de no hacer nada: de tomar margaritas en una playa tropical y dormir por diez horas seguidas. Este tipo de descanso nos ayuda a relajarnos, pero si lo que se busca es recuperarse de un burnout y de renovar energías para potenciar la creatividad es necesario hacer actividades que sean diferentes al trabajo diario y sobre todo estimulantes. Practicar un hobby como: leer, pintar, escribir, tocar un instrumento musical, etc; son excelentes actividades para desconectarse del trabajo mientras te relajas en cualquier lugar donde desees hacer vacaciones: en una playa, en otro país o en tu ciudad. Otra actividad que nos ayuda a fortalecer la creatividad durante la época de vacaciones es realizar ejercicios físicos como una larga caminata en la montaña o practicar algún deporte. 

En cuanto al tiempo de vacaciones, el Dr. Pang expone que lo ideal es tomarse vacaciones cada tres meses por un período de dos semanas, pues los efectos de un descanso productivo comienzan a sentirse después de siete u ocho días de desconexión laboral y duran alrededor de dos meses. Sin embargo, las vacaciones un poco más cortas son tan positivas como las largas; lo importante es desconectarse del trabajo habitual y realizar otras actividades que estimulen el pensamiento creativo. El Dr. Pang también explica que las peores vacaciones son las que no se toman. Si sólo se tienen dos semanas al año hay que aprovecharlas; así como hay que utilizar los fines de semana y los feriados para desconectarse completamente del trabajo: apagar los teléfonos, ordenadores y salirse de las redes sociales si las usas para trabajar.  

Una de las cosas que más extraño de vivir en España son sus días feriados; las vacaciones durante todo el mes de agosto que algunas empresas otorgan a sus empleados, o la posibilidad de trabajar menos horas al día para aprovechar el verano y recargar energías. Al igual que las vacaciones escolares que se otorgan después de cada trimestre. El convertirnos en adultos no cambia para nada nuestras necesidades básicas. En el descanso reconstructivo está la clave para vivir una vida balanceada y creativa.

💫 Y tú, ¿cómo aprovechas tus vacaciones para cuidar de tu salud física y mental? Comparte tus Exploratips a través de las redes sociales de Explorando Ideas.


Los efectos del mindfulness en el proceso creativo

Mindfulness Creativo.png

Mindfulness Creativo

Recuerdo que la primera vez que se me ocurrió intentar meditar en clase de Yoga ¡me iba a dar algo! Eso de sentarme en pose de Yogi, cerrar los ojos y aquietar mi mente por cinco minutos como mínimo; en vez de relajarme lo que hacía era estresarme. Hasta que un día decidí probar con el famoso “mindfulness” y me di cuenta de que más que sentarme en pose de Yogi y poner la mente en blanco, se trata de estar presente, plenamente consciente, de tu respiración o del ambiente que te rodea. No importa si los pensamientos vienen a tu mente; lo ideal es aprender a observarlos y volver al punto de enfoque de forma sutil; sin necesidad de lacerarse. ¡Además! No es necesario cerrar los ojos, porque también se puede hacer leyendo, mientras  caminas enfocándote en el movimiento de tu cuerpo y la experiencia a través de cada uno de los sentidos por separado o realizando alguna actividad como: escribir, pintar, lavar los platos, ducharte, nadar, etc. ¡Me encantó!

Después de más de dos años seguidos practicando mindfulness máximo diez minutos al día con los ojos cerrados, caminando o estando presente en una sola actividad (monotasking), me he dado cuenta de que cuando practicas mindfulness no sólo te haces plenamente consciente de tu potencial creativo y artístico, si no también; en el campo de la neurociencia se ha demostrado que el mindfulness fortalece los circuitos neuronales que se activan en tu cuerpo en cada  una de las fases del proceso creativo.

Las cuatro etapas del proceso creativo son: preparación, incubación, iluminación y verificación. En las etapas de preparación y verificación utilizamos el pensamiento convergente (lógico)  para observar, capturar, analizar y editar las ideas. Y en las etapas de incubación e iluminación necesitamos relajarnos para silenciar el pensamiento lógico y darle rienda suelta al pensamiento divergente (creativo), dejar la imaginación volar y permitir que el cerebro haga las conexiones necesarias que nos llevaran al estado ¡Eureka!

La práctica de la atención plena es la clave de este equilibrio pues fomenta el pensamiento divergente (creativo) y convergente (lógico). Al practicar mindfulness fortaleces tanto las funciones ejecutivas realizadas  por la corteza prefrontal como la Red Neuronal por Defecto (RND) que activa la capacidad de divagar y soñar despiertos.

Exploratips para comenzar a practicar mindfulness Creativo

🌟Antes de realizar cualquier acto creativo (escribir, pintar, cocinar, resolver una ecuación, estudiar, leer, bailar, etc) coloca una alarma por cinco (5) minutos y cierra los ojos.

🌟Con los ojos cerrados respira profundo.  Realiza una inhalación profunda contando hasta tres (3),  retén el aire por dos (2) segundos y exhala contando hasta tres (3).

🌟En cada inhalación visualiza que nutres tu ser con un haz de luz y en cada exhalación libérate de las preocupaciones y/o miedos que puedas sentir en ese momento.

🌟Cuando las ideas comiencen a surgir en forma de pensamiento sólo observarlas con curiosidad, sin juicio ni resistencia. ¡Ojo! Es importante que sólo las observes y que te vuelvas a enfocar en tu respiración. Confía en que las buenas ideas regresarán a tu mente en el momento que deseas explorarlas.

🌟Al terminar la práctica, establece la intención de anotar en tu journal la experiencia. Tu mente estará lo suficientemente relajada. Deja que las palabras y los símbolos fluyan en el papel. No es el momento de editarlas; solo escribe y/o dibuja todo lo que pase por tu mente.

💫 También puedes realizar este mismo ejercicio caminando en la naturaleza, solo que en vez de cerrar los ojos, vas a respirar normal enfocando la atención en cada paso que das y sintonizando los sentidos uno por uno. Observa lo que ves, sientes, hueles, escuchas y explora los sabores de tu paladar.

Espero que este pequeño ejercicio te sirva para empezar si aún no tienes una práctica. Lo importante es que antes de ponerte a crear establezcas el hábito de practicar mindfulness así sea por cinco minutos al día para que puedas fortalecer tu pensamiento creativo y seas capaz de observar todo tu potencial.

Si lo deseas, puedes compartir tu experiencia a través de las redes sociales de Explorando Ideas o enviármela por un e-mail.

Un abrazo,

Ili.


Los beneficios de la vida slow en la creatividad

Vida Slow.png

Mindfulness Creativo

En mi exploración sobre cómo diseñar un estilo de vida que vaya acorde a nuestra naturaleza sensible y creativa, he descubierto que lo mejor es aprender a vivir más despacio; según nuestros propios términos y no según el que impone la sociedad a través de sus reglas one size fits all (la misma talla para todos).

Desde hace más de una década existe un movimiento en el mundo que se conoce como Slow living (vivir lentamente) o como le decimos algunos, vida slow (vida lenta) que consiste en vivir un estilo de vida de acuerdo a tu ritmo, intenciones, valores y el modo de vida que deseas crear para ti. El  movimiento SLOW nació en contraposición al movimiento frenético de consumo de comida rápida ocurrido en el mundo occidental y en especial en Italia durante los años 80. Fue allí, en el país de la comida más exquisita del mundo (bueno, por lo menos para mí) que comenzó el movimiento de comida lenta. S.L.O.W. es un acrónimo en Inglés que significa:  Sostenible, Local, Orgánico y Entero. Esta resolución, marcó el comienzo de una nueva filosofía de vida.

El concepto de la  vida slow, parte de un movimiento que nos invita a detener el ritmo desenfrenado de consumo de comida rápida, cualquier otro tipo de producto, actividades e información impuesta por la sociedad; donde las veinticuatro horas que tenemos al día, o más bien las dieciséis horas (si respetas tus 8 horas mínimas de sueño) no alcanzan para nada porque nos sobresaturamos de actividades por hacer y comprar para evitar pensar y reflexionar sobre las cosas y los caminos que realmente queremos tomar en nuestra vida.

Vivimos en una sociedad que nos ha vuelto adictos a la velocidad porque entre más rápido vamos, menos tiempo tenemos para pensar y crear. Y si no tenemos tiempo para pensar; consumimos cosas que a la larga no nos llenan, transformando la sensación de vacío en adicciones, ansiedades, depresiones y un sin fin de enfermedades.

Detenerte a pensar para dejar de correr no significa que no eres productiva. Al contrario, estás cuidando de ti. Si te pasas la vida corriendo y consumiendo nunca tendrás tiempo de explorar tu creatividad.
— Iliana Bohème

Exploratips para crear una nueva mentalidad y diseñar un estilo de vida slow.


🌟Vive con intención. La intencionalidad consiste en tomar decisiones conscientes. Cada vez que vas a hacer algo pregúntate: ¿Para qué lo vas a hacer?,  ¿cuáles son los beneficios?, ¿cómo te vas a sentir? Si lo que vas a hacer no te va a traer nada positivo es tiempo de eliminar lo que no sirve y modificar la idea para hacer lo que realmente deseas.

🌟Menos es más. El minimalismo es otro estilo de vida que va de la mano con la vida slow. No se trata de no tener cosas, se trata de  tener cosas materiales que te hagan sentir bien; como dice Marie Kondo “spark joy”. No se trata de no hacer actividades, se trata de hacer menos actividades al día para poder estar presente en lo que haces y no ir corriendo de un lugar a otro, ni tratarte como si fueras un robot.

🌟Aprecia lo que tienes. Cuando te detienes a apreciar lo que ya tienes aprendes a vivir en armonía contigo misma; a elegir calidad en vez de cantidad. Tanto en cosas materiales como en relaciones personales. Ser agradecidos incrementa la felicidad y la abundancia en nuestra vida.

🌟Cultiva la paciencia. La paciencia es un arte y yo admiro a todo el que la tiene porque este es mi trabajo constante. Yo también soy víctima de Amazon Prime y de todo lo que sea para mañana o en menos de veinticuatro horas. Esta necesidad de tenerlo todo ya, al momento, es una de las costumbres más dañinas que existen porque ser impacientes nos hace intolerantes tanto con nosotros mismos como con el resto de la humanidad. Si no tenemos paciencia no seremos capaces de crear cosas valiosas en nuestra vida porque la creatividad es un proceso y por lo tanto requiere de mucha paciencia.

🌟¡Aprende a decir no! Eso de que las oportunidades sólo vienen una vez en la vida es una creencia obsoleta. Si cambias tu forma de pensar te darás cuenta que cada vez que dices que no a algo que no quieres hacer otra puerta se abre. Eso de que hay que decirle a todo sí cuando uno no quiere, no lo siente o no es su momento; lo que trae es burnt out , una fuerte sensación de vacío y de desconexión personal.

El movimiento por una vida más lenta y consciente cada vez se hace más fuerte. Lo que comenzó como un movimiento  en contra de la comida rápida hoy se hace presente en cualquier actividad o industria. Ahora hay una versión lenta de casi cualquier cosa que puedas imaginar: dinero lento, crianza lenta, educación lenta, sexo lento, moda lenta, lectura lenta, viajar lento y hasta  existe el movimiento por las ciudades lentas.

💫 Y tú, ¿qué vas a hacer para comenzar a practicar un estilo de vida slow? Toma un momento para pensar y si compartir lo que piensas te hace sentir bien, te invito a escribirme o a dejar un comentario a través de las redes sociales de Explorando Ideas para compartirlo con el resto de la comunidad. ;)



Cómo sincronizar el ciclo menstrual con el proceso creativo - Parte IV

Fase Isquémica Verificación.png

Creatividad Altamente Sensible

Semana 4: fase isquémica /luna nueva/invierno/ proceso de verificación

La cuarta semana está vinculada con la última etapa de la teoría del proceso creativo: la verificación y corresponde con los últimos seis días de la semana premenstrual. En esta última fase el estrógeno y la progesterona caen en picada. Son días excelentes para:

Semana 4 - Exploratips para sincronizar tu vida con tu ciclo menstrual

🌟 Expresarte a través de tu arte. La pérdida de estrógeno nos hace sentir más emocionales porque los niveles de serotonina disminuyen en nuestro cerebro. En vez de caer por un agujero negro de depresión, ansiedad y autocrítica, es el momento perfecto para canalizar tus emociones y conectar con tu intensidad  realizando algún hobby o proyecto artístico de tu agrado. Aprovecha para expresarte libremente a través de actividades como: bailar, hacer journaling o manualidades, dibujar doodles, pintar, etc.  

🌟Terminar las tareas pendientes. Gracias a la disminución de los niveles de progesterona y al descanso que realizamos durante la fase lútea, volvemos a tener un poco más de energía, no como en la fase de ovulación, pero sí más que la semana anterior; para verificar los proyectos y las tareas pendientes, editarlas y entregarlas.

🌟 Invitar al humor a nuestra vida. Es el momento de ver películas cómicas, contar chistes, ir a prácticas de risoterapia, ver videos graciosos, escuchar música divertida, o hacer cualquier tipo de actividad que te ayude a reír para estimular la producción de serotonina y reducir la irritabilidad que se siente por la caída del estrógeno y la progesterona.

🌟Establecer sanos límites. Aprender a trabajar con tu ciclo menstrual te permite entender que hay momentos donde tienes menos paciencia que otros. La única manera de poder manejar tus emociones es aprender a poner sanos límites a través de una clara comunicación. Si no quieres hacer algo sólo tienes que decir que no. No tienes que excusarte ni pedir perdón. Primero cuida de ti para que luego puedas ayudar a los demás. No te preocupes si hoy le dices que no a algo; la vida te presentará otras oportunidades y si no lo hace es porque no era para ti. Primero tu salud mental y física. Además, se ha comprobado que reducir el estrés disminuye los síntomas premenstruales.

🌟 Disfrutar del placer. Cuanto más te acerques a tu período, mayor será tu libido. Aprovecha este impulso sexual para estimular tu creatividad mental con una novela erótica; o física, en un juego de seducción con tu pareja.

🌟Tratarte como una reina. Esta es la semana ideal para consentirte. Aprovecha para ir a la peluquería, un spa, ir a caminar al bosque o realizar actividades que te hagan sentir bien. Se ha comprobado que durante la semana premenstrual las pequeñas indulgencias elevan temporalmente los niveles de serotonina, ayudándote a aceptar el momento sin juzgarte.

🌟Ser amable y compasiva contigo misma. En la etapa de la verificación estamos listos para entregarle nuestras ideas al mundo, Sin embargo, es cuando somos más duras con nosotras mismas y pensamos que lo que hacemos no es bueno. La menstruación sirve para limpiar las toxinas de nuestra mente y cuerpo de manera que podamos comenzar un nuevo proceso eliminando los pensamientos y sentimientos que nos hacen daño para comenzar un nuevo proceso de creación.

Al igual que el ciclo menstrual el proceso creativo se retroalimenta de cada fase y siempre está en constante movimiento. Hay momentos en los que nos sentimos súper  y otros donde pensamos que nada sirve. Nuestra percepción cambia porque el cuerpo cambia. Cuando una idea parece terminar comienza un nuevo ciclo de creación y de autoconocimiento.

Espero que esta información te ayude a vivir una vida creativa en sintonía con los ritmos de tu cuerpo. Si tienes alguna pregunta o duda, escríbeme un e-mail o déjala en los comentarios a través de las redes sociales de Explorando Ideas para que todas podamos aportar nuestros conocimientos a través de nuestra propia experiencia.

Cómo sincronizar el ciclo menstrual con el proceso creativo - Parte III

fase lutea.png

Creatividad Altamente Sensible

Semana 2: fase post-ovulatoria/ luna menguante/ otoño/ proceso de iluminación

Corresponde a la tercera etapa de la teoría del proceso creativo: la iluminación. Sucede justo después de la concepción de una idea genial y dura 8 días. Una vez que esa gran idea surge en la mente, traspasa el inconsciente para poderle dar forma y estructura de manera consciente.

Durante la tercera fase el estrógeno y la testosterona caen los tres primeros días; la progesterona aumenta y luego el estrógeno vuelve a subir. Estos cambios hormonales nos ayudan a calmar la euforia que sentimos en la segunda semana. Son excelentes días para:

Semana 3 - Exploratips para sincronizar tu vida con tu ciclo menstrual

🌟Enfocarse en los detalles.  A medida que la progesterona aumenta nos sentimos más tranquilas. La energía excesiva que sentiste en la segunda semana del ciclo disminuye, lo que te permite prestar una mayor atención a la idea que resplandeció durante la etapa de iluminación. Es el momento de sumergirte completamente dentro de esta idea para inspeccionarla con una lupa y observar cada destello de luz acompañado de su sombra.  

🌟Practicar un estilo de vida slow. El aumento de la progesterona junto con la disminución del estrógeno nos invitan a hacerlo todo en cámara lenta. Si te propones acelerar los ritmos naturales de tu cuerpo ocasionarás que te sientas más agotada y por ende irritable.  Concédete el permiso de reducir la lista de tareas para darte espacio para cuidarte. Es el momento de practicar monotasking, es decir, realizar pocas tareas al día y una a la vez.

🌟¡Dormir! El efecto sedante de la progesterona nos ayuda a recuperar el sueño que perdimos en la segunda semana. Tu cuerpo necesita descansar para poder funcionar bien en cualquier área de tu vida: personal, familiar y profesional. También, es recomendable hacer pequeñas siestas para recuperar la energía mental y corporal que se gasta haciendo cualquier otra actividad. Si no puedes hacer una siesta durante el día porque tu trabajo no te lo permite, es importante realizar muchas pausas creativas, salir a dar una vuelta a la manzana  y hacer respiraciones profundas.

🌟 Quemar un 30% más de grasa. Gracias a la progesterona, durante la tercera semana puedes quemar hasta un treinta por ciento más de grasa cuando haces ejercicios de bajo impacto tales como: Yoga, caminar, bailar o natación.

🌟Tomar alguna decisión importante. Si necesitas reflexionar sobre un tema que te hace sentir ahogada, quieres cambiar de carrera o de trabajo, estás considerando mudarte con tu pareja o quieres manifestar la idea Eureka que ya has inspeccionado en profundidad, es el momento para tomar una decisión al respecto.

🌟Nutrir tu mente y cuerpo.  La combinación hormonal de la progesterona junto con el estrógeno en pequeñas cantidades te ayuda a mirar hacia dentro para cuidar de ti. Es el momento perfecto para resguardarte con tus amigos y familia, hacer journaling, cocinar comidas ricas, dormir temprano, leer, ver pelis, darte baños de sales o cualquier otra actividad que te haga sentir en tu zona de comodidad.

🌟Vigilar tu dieta. Durante esta tercera fase el apetito aumenta. El cuerpo te suele pedir comidas ricas en grasa y calorías y tienes hambre con más frecuencia por lo que tiendes a comer más en cada comida y optar por alimentos como pasta, galletas y merengadas. Si comes demasiado poco durante esta fase del ciclo (porque te has saltado una comida o no comiste lo suficiente), corres el riesgo de experimentar un cambio dramático en tu estado de ánimo que te llevará a sentirte enojada o triste. Esto se debe a que muchas mujeres son más sensibles al azúcar en la sangre durante esta semana del ciclo. Una dieta rica en fibra y vegetales te permitirá controlar los efectos adversos de la alta emocionalidad ocasionada por los efectos de la progesterona (ganas de llorar, gritar, ansiedad y hasta depresión).Trata de comer cada cuatro horas, en porciones pequeñas y a la hora de la merienda disfruta de unos pedazos de chocolate negro. Otros efectos secundarios de la progesterona son la retención de líquido y el estreñimiento, para evitarlos toma mucha agua y haz ejercicios moderados.


En resumen, durante la tercera semana es recomendable reducir la velocidad que se siente durante las primeras dos semanas. El cuerpo necesita prepararse para  comenzar a desarrollar el embrión o brain baby que podría estar gestándose dentro de tu vientre o mente. Aprovecha para conectar con tu ser interior y disfrutar de tu proceso creativo interno.