El placer de la creatividad

Imagen por:   Patrick Malleret

Imagen por: Patrick Malleret

Mindfulness Creativo

Desde niños estamos acostumbrados a que se nos diga cómo deben ser las cosas; a seguir indicaciones, etc. Queremos ser adultos para ser libres pero cuando se nos da esa libertad  para hacerlo ¡TA -DA! Aparece de la nada el famoso trol llamado bloqueo creativo y junto a él lo acompaña el síndrome de la hoja en blanco; el lápiz golpeando la mesa, la mano en la boca comiéndose las uñas, los movimientos de lado y lado en la silla; la necesidad de investigar (procrastinar)  en Internet o de buscar algo para inspirarnos; ustedes me entiende.

Los bloqueos creativos pueden suceder en cualquier momento, sin importar la edad o la profesión que tengamos y por una serie de razones: rechazo a las formas de expresión libre que manifestamos en la infancia: dibujo, pintura, escritura, lectura en voz alta, canto, danza, en la práctica de algún deporte, etc; por un desgaste de energía al terminar de realizar algún proyecto creativo; por la pérdida de un ser querido; por la necesidad constante de ser perfeccionistas; por los burnouts, la depresión, la ansiedad y el estrés crónico; la falta de apoyo financiero; la baja autoestima; la dependencia a sustancias para trabajar (cafeína, cigarrillos, pastillas, porros, azúcar, entre otros) y por la falta de recreación

Uno de los beneficios de ser niños es que durante esa época jugamos por placer pero luego crecemos y esa actividad que tanto nos gustaba hacer se convierte en competencia o simplemente deja de existir. Cuando una actividad se hace para ganar, competir, avanzar o lograr una meta deja de ser un juego y se convierte en un trabajo. Puede ser satisfactorio pero no es placentero y para uno poder sentirse satisfecho con la vida que se tiene es necesario realizar trabajos que nos gusten y actividades (hobbies o pasatiempos) que nos permitan sentir en un sólo combo: placer, relajación y vitalidad.

La palabra recreación deriva del latín: recreatio y significa “restaurar y refrescar a la persona.” 

La recreación (o el deep play) es cualquier actividad que te absorbe mental, física y espiritualmente y que te permite entrar en estado de flow mientras aprendes a desarrollar nuevas habilidades y a potenciar las que ya tienes. Esa actividad que tanto te gusta hacer por placer produce un regocijo profundo que te conecta con tu niño interno para liberarlo y ayudarlo a sanar los bloqueos que se generaron en la infancia. Además te ayuda a fortalecer tu capacidad de atención plena.

Jugar por placer te permite respirar, crear un espacio para divagar y dejar la imaginación volar, ver los problemas desde otra perspectiva y desarrollar la perspicacia.

Para el político, escritor y estadista del Reino Unido Winston Churchill, esa actividad era pintar paisajes con pinturas al óleo. En su libro “Painting as a pastime” explica que pintar era la actividad que lo ayudaba a despejar su mente mientras se sentía absorto por el calidoscopio de colores con los que jugaba para producir sus pinturas. De hecho, el placer más grande estaba en observar los colores mientras apretaba el tubo de pintura para verlos salir. ¡Uf! ¡Qué delicia! ;)

Pintar es una de las miles de actividades que podemos hacer para recrearnos, todo depende de lo que le guste a cada quien.  Algunos de mis pasatiempos favoritos son; hacer journaling, scrapbooking, Yoga, deambular, forest bathing, tocar el ukelele, viajar, leer y  escribir.

💫 Y tú ¿cómo juegas por puro placer? Te invito a escribirme o a dejar un comentario a través de las redes sociales de Explorando Ideas para compartirlo con el resto de la comunidad. ;)


Atrévete a experimentar con tu creatividad

Imagen por:   Saffu

Imagen por: Saffu

Creatividad Altamente Sensible

Basta que alguien te pregunte: ¿y a ti qué se te ocurre? Para sentir que acabas de encarnar en una hoja de papel en blanco que está esperando por otros para que escriban tus ideas sobre ella.

Pensar de manera creativa, en el acto, a veces puede ser difícil y hasta da un poco de miedo pero si aprendemos a desarrollar el pensamiento creativo y a conocer como funciona nuestro cerebro, será más fácil experimentar con diferentes ideas hasta hallar esa idea genial que resulte útil para la situación que se necesita resolver en ese momento.

Existen dos maneras de aprender a desarrollar la creatividad. La primera es a través  de técnicas creativas que nos ayudan a generar ideas y a solucionar problemas en el campo de: las artes, la ciencia, el trabajo y en cualquier otra área de la vida donde las queramos emplear. La segunda es a través de la creatividad artística, que nace del desarrollo de las habilidades que tenemos, la técnica que empleamos y el medio que utilizamos para expresar el mensaje.

Las técnicas de creatividad nos ayudan a desarrollar el pensamiento creativo utilizando los diferentes tipos de procesamientos cognitivos tales como el pensamiento convergente (lógico) y el pensamiento lateral o divergente, el cual utiliza la imaginación para buscar soluciones alternativas ante la resolución de un problema.

A través del pensamiento lateral nuestro cerebro es capaz de reconocer instantáneamente patrones; creando asociaciones rápidas por medio de la creatividad para poder reconocer y darle una respuesta a lo desconocido. La mente está siempre haciendo conexiones, es por ello que encontramos formas que ya conocemos en las nubes como: animales, flores y caras; unimos las manchas que vemos en una pared para darle forma a nuestras ideas y así sucesivamente.

Buscar patrones es la respuesta natural del cerebro para sentir que tiene el poder del conocimiento sobre las cosas que observa. Desafortunadamente, nos quedamos estancados en nuestros patrones porque tendemos a pensar dentro de ellos. Las soluciones que desarrollamos se basan en experiencias previas a problemas similares; normalmente no se nos ocurre utilizar soluciones diferentes.

Las técnicas de creatividad nos ayudan a encontrar soluciones sorprendentes, brillantes y originales ante diversos problemas. A salir de nuestro modo de pensar cotidiano para utilizar diferentes tipos de pensamientos tales como: convergente, divergente, emergente y estético.  

Los Exploratips que ofrezco en este blog son técnicas creativas que voy recopilando y adaptando al contexto para ayudarte a hacer uso de ellas, pensar de manera diferente y poder resolver problemas tanto en el trabajo como en el hogar, las relaciones, o en algún proyecto creativo que quieras desarrollar.

A menudo, la única diferencia entre las personas creativas y las que se consideran no creativas es la autopercepción. Las personas creativas se ven a sí mismas como creativas y se dan la libertad de utilizar su imaginación para poner sus ideas en acción.

¡Atrévete a pensar de manera diferente!


La diferencia entre la capacidad artística y la creatividad

Imagen por;    JoelValve

Imagen por; JoelValve

Creatividad Altamente Sensible

Cuántas veces en tu vida has proclamado frases como: yo no sé dibujar, escribir, cocinar, etc; por lo que yo no soy creativa. ¿Cómo que no? Pregúntale a tu mamá o algún familiar con quien creciste, seguro se acuerdan de todos esos inventos que se te ocurrían y obras de artes que realizabas cuando eras un ser libre de juicio interno y de la crítica de otras personas, capaz de expresarte sin filtros; confiando siempre en tu potencial.  

Muchas personas crecen pensando que la creatividad es lo mismo que la habilidad artística, cuando en realidad no poder dibujar (o dibujar artísticamente) por dar un ejemplo, está estrechamente relacionado con la capacidad artística y no con la capacidad creativa.

La habilidad artística incluye la destreza a través del desarrollo del talento y la creatividad para crear obras de arte, tale como: escritos, pinturas, dibujos, esculturas, música, etc. La capacidad creativa es la habilidad para usar nuestra imaginación, hacer conexiones, crear nuevos inventos y resolver problemas.

La expresión artística se alimenta de la creatividad y ambas capacidades se pueden  aprender a desarrollar, al igual que se aprende un idioma.

Para ejercitar la creatividad es necesario practicar pequeños trucos tales como: mirar las cosas desde diferentes ángulos, hacerse preguntas exploratorias, meditar, colaborar con otros para generar ideas diferentes, o cualquier otro Exploratip que te permita entrenar tu creatividad.

Si aprendes a explorarte podrás observar como tu creatividad emerge de tu ser todos los días en situaciones tan simples como: elegir otra ruta cuando hay tráfico, preparar una salsa de espaguetis diferente con los pocos ingredientes que tienes en tu nevera, utilizar una silla en vez de una escalera para alcanzar un objeto a gran altura, etc.

Mi pasión por la creatividad se debe a que entre más aprendes a desarrollar esta capacidad, te empiezas a dar cuenta del poder infinito que existe dentro de ti; de todas las conexiones que puedes realizar para resolver cualquier situación en tu vida y de la gran confianza y seguridad que se siente.

Comienza este año aprovechando la capacidad creativa que ya tienes, establece la intención de practicar el mindfulness creativo y ejercitar tus habilidades cada día en actividades que te recargan de energía. En este viaje no estarás sola porque yo estaré aquí para guiarte y continuar ofreciéndote herramientas que te ayuden a potenciar tu esencia.

💫¡Feliz año nuevo de exploración creativa!🧡