La creatividad es un viaje

Imagen por:    Taisiia Stupak

Imagen por: Taisiia Stupak

Mindfulness Creativo

La creatividad es una herramienta poderosa de autoconocimiento, expresión libre y transformación personal.

Es el viaje que experimentamos cuando decidimos estar presentes en el proceso creativo para aprender del trayecto que nos hará llegar al objetivo final; cualquiera que éste sea: desde la resolución de un problema matemático, la creación de un artículo o un libro, o la preparación de una receta rica para cenar. Todo lo que producimos y manifestamos es el resultado de nuestra creatividad.

Cuando estamos plenamente conscientes de nuestra capacidad creativa, es decir, cuando practicamos mindfulness creativo; podemos observar como el  proceso creativo es un viaje lleno de aventuras y desventuras con diferentes caminos emocionantes para recorrer. No importa la ruta que elijas, pues cada una tiene algo que enseñarte.

Cuando creas por placer y no por obligación, aprendes a:

🌟Experimentar tu libertad

🌟Jugar como cuando eres niña; sin juicios, ni autocríticas.

🌟Probar todo sin temor a equivocarte,

🌟Encontrarte con tus miedos, enfrentarlos y liberarte de ellos.

🌟Encontrar la solución dentro del problema.

🌟Observar todo el potencial que tienes para poder hacer, deshacer y volver a hacer.

🌟Bailar el ritmo del proceso: un pasito para adelante y otro para atrás.

🌟Romper el cascarón con algo de dolor para crecer a través de la transformación que ocurre en el proceso.  

🌟Ser valiente, constante y perseverar.

A salir de la zona cómoda, a tu ritmo; alegrándote y a veces frustrándote porque las cosas no salen como quieres y tienes que volver a empezar, pero nunca comenzarás desde cero porque ya aprendiste de la experiencia previa y estás avanzado en forma de espiral. Pasando por el mismo punto de partida pero con el conocimiento que el error de la experiencia te da; ascendiendo siempre ascendiendo.   

Cuando honras el viaje de tu proceso creativo aprendes a observar, a vivir lento, a retroceder para parar, respirar y volver a continuar.

💫Para ti ¿qué es lo más apasionante de la creatividad? Comparte tu viaje creativo a través de las redes sociales de Explorando Ideas.


Los efectos de la música binaural en la creatividad

sonidos binaurales (1).png

Creatividad Altamente Sensible

La música estimula al cerebro porque está compuesta de frecuencias que nos ayudan a aumentar los niveles de consciencia. Aparte de la música de ambiente, a mí también me encanta experimentar con la música binaural; una combinación compuesta de sonidos de frecuencias (a diferentes niveles auditivos) que simulan las ondas cerebrales (Gamma, Beta, Alpha, Theta y Delta)  mezcladas con sonidos y/o música instrumental. Lo que se busca a través de los sonidos binaurales es inducir al cerebro a experimentar estados de: atención, meditación, relajación profunda, concentración, creatividad, a mejorar la calidad del sueño y la memoria. A través de diferentes investigaciones se ha descubierto que el efecto bamboleante que se produce por la mezcla de las frecuencias de sonido incrementa la comunicación entre los dos hemisferios cerebrales creando nuevas rutas neuronales, lo que estimula la mente creativa.

Exploratips para experimentar con la música binaural

🌟 Para escuchar este tipo de música, es necesario utilizar audífonos (auriculares) sin ellos el efecto de las ondas se disuelve en el espacio de la habitación y no puede incidir directamente en el cuerpo calloso de tu cerebro.

🌟 Cuando escuchas música binaural estás entrenando a tu cerebro a modificar su estado de consciencia por lo que se recomienda comenzar con pistas para principiantes por un período de dos semanas. Como todo en la vida, los efectos no suceden de la noche a la mañana. Date tiempo.

🌟 Es necesario escuchar este tipo de música a un volumen moderado (máximo un 20%) de manera que tu cerebro pueda captar y acostumbrarse a las frecuencias de forma suave y segura. De lo contrario, al escuchar la música binaural a un volumen alto, podrías sentir:  mareos, dolor de cabeza y hasta ansiedad.

🌟El tiempo para escuchar este tipo de música y respetar los ciclos de las funciones del cerebro es de máximo noventa minutos. Sin embargo, al principio se recomienda parar a los veinte minutos, descansar de diez a treinta minutos y luego volver a escuchar para continuar entrenando al cerebro.

🌟Como este tipo de música te induce a entrar en un estado meditativo, es normal percibir emociones intensas o diversos tipos de pensamiento. Tu función es observarlos para luego volver a concentrarte en tu trabajo y dejar las ideas fluir.

🌟Las diferentes frecuencias de ondas producen efectos distintos, así que asegúrate de estar escuchando los ritmos binaurales correctos para obtener el efecto que buscas en relación al estado vibracional que quieres obtener. Por ejemplo, si está buscando mejorar la calidad del sueño, busca sonidos binaurales donde predominen las ondas Delta. Para mejorar la concentración opta por sonidos con ondas Alpha y para la creatividad con ondas Theta.


En internet existen muchos artículos que invitan al lector a utilizar la música binaural para hackear la inspiración y de esta manera aumentar la productividad laboral. La primera vez que leí sobre como se pueden utilizar estos sonidos para optimizar la creatividad, no voy a negar que mi curiosidad se despertó, pues obviamente me encantaría que las ideas en mi cabeza se conectaran a la velocidad de luz pero inmediatamente cambié mi pensamiento, pues sé que en la vida todo lleva su tiempo; que el ritmo de creación es individual y que la inspiración surge del proceso creativo. Para crear es necesario trabajar en cualquier proyecto por el máximo de una hora y luego desconectar para luego volver a trabajar, de esa manera se crea el balance cíclico del proceso orgánico de creación.

💫Y tú, ¿utilizas o te gustaría utilizar los sonidos binaurales para sentir tu creatividad? Cuéntanos sobre tu experiencia.


La creatividad está en el proceso no en el resultado

Creatividad Altamente Sensible

Vivimos en una edad de oro para el desarrollo de la capacidad artística y creativa pero si no nos hacemos conscientes de ello y no luchamos por cambiar primero nuestra mentalidad y luego el modo en que la mayoría de las empresas operan actualmente; estamos perdiendo la oportunidad más grande que ha existido en la historia para poder sembrar nuestro grano de arena y reparar los daños causados al planeta desde la época de la revolución industrial.

Gracias a las revoluciones tecnológicas que han sucedido desde aquel entonces y a el ingenio de muchos hombres y mujeres que trabajaron arduamente para que hoy podamos hablar de optimización, internet a alta velocidad, realidad virtual e inteligencia artificial; es inconcebible que no aprovechemos estos avances para cambiar la forma en la que trabajamos y nos relacionamos con la tecnología, el exceso de información y el mundo en general.

La epidemia del burnout (agotamiento por exceso de trabajo), y el alto índice de personas con tratamiento psiquiátrico para tratar la depresión, la ansiedad y el estrés, se debe a una forma de trabajo adaptada a la antigüedad. No somos hombres máquinas somos seres creativos. Es hora de utilizar la creatividad para conectar con nuestra esencia y resolver los problemas de carácter ambiental y humanitario.

Si queremos innovar en áreas humanas, necesitamos tiempo para pensar, para conocer nuestro ritmo de productividad  y proceso de creación. La optimización es para los robots y como explica Jocelyn K. Glei:

La creatividad resiste la eficiencia. Sin embargo, vivimos en un mundo que insiste en que todo puede hacerse más eficiente. Entonces, ¿qué sucede cuando la inspiración no puede ser optimizada?
— Jocelyn K. Glei

El ritmo del trabajo del hombre máquina es: lineal, tiene un fin y un principio, se basa en los resultados y es por hora. En contradicción, el ritmo del trabajo creativo es: cíclico, sensible, holístico y orgánico. Tiene su propio ritmo; puede que te paguen por ello pero es difícil cuantificar su precio: escribir un poema, criar a un hijo, crear una nueva fórmula, resolver una neurosis, modificar un patrón, etc. Es un trabajo intencional que se basa en el proceso no en el resultado final.

Ya contamos con la tecnología para que la robótica haga los trabajos pesados. Es tiempo de  enfocarse en los detalles, trabajar a nivel granular para aprender a disfrutar del proceso de creativo.

💫 Para ti ¿Qué es más importante? ¿Hacer las cosas para terminarlas o disfrutar de las cosas que haces?